La búsqueda de empleo. Sugerencias e ideas a considerar

Dar unas sugerencias para la búsqueda de empleo debe tomarse como las indicaciones de las recetas de cocina, o sea, que por mucho que las sigas al pie de la letra, no siempre van a darse los mismos resultados, depende de los ingredientes, pero también del arte del cocinero, y es más, es posible que sea conveniente adaptar esa receta a cada consumidor o según el mismo modo de hacer del cocinero. La analogía nos lleva a plantear la búsqueda de empleo siempre personalizando, aunque unos consejos siempre pueden ser de ayuda.

busqueda-de-empleo

La búsqueda de empleo implica elaborar un buen Currículum, pero no sirve de nada si no se adapta a lo que buscan las empresas. Es decir, hay que destacar aquellas habilidades, conocimientos y experiencias de especial relevancia para el puesto de trabajo al que se postula.

Hasta el mejor Currículum puede no recibir invitaciones a salir, o sea, quedarse sin citas. ¿Por qué? Porque no ha llegado a las personas adecuadas, a aquellas que puedan estar interesadas en él. De poco sirve ser fabuloso si te juntas con quien no te valora. En la búsqueda de empleo sucede lo mismo. Solo tendremos oportunidades de éxito si nos enfocamos en los sectores, empresas, puestos, etc., para los que seamos un candidato/a excelente.

Por otro lado está la entrevista, que no por llegar a ella se nos garantiza nada. Desde luego, es una gran oportunidad en el proceso de búsqueda de empleo, pero no presupone que vayamos a obtener el puesto. Por lo general se convocan a varias personas para la fase de entrevistas, y eso sin considerar que pueda haber una siguiente ronda de entrevistas.

La cuestión clave en la entrevista es saber transmitir nuestras habilidades, conocimientos y experiencias al entrevistador, y no es un asunto fácil en una situación de nervios en la que uno se juega tanto. Hay personas que tienen facilidad para venderse muy bien, y ello les juega a favor, a pesar de sus deficiencias en algunas áreas. En cambio, otras personas con talento, eficientes y productivas se quedan a las puertas de lograr un empleo por no haber sabido venderse ante el seleccionador.

Damos por supuesto que el reclutador va a saber quien es el mejor candidato para un puesto, ¿pero es realmente así? ¿acaso con solo una entrevista un reclutador es capaz de preveer cómo va a ser el desempeño de una persona? Ese es un reto que cualquier reclutador tiene, es decir, detectar el talento y distinguirlo de lo que no es. Sin embargo, la realidad es que muchos reclutadores siguen los dictados de sus empresas que tienen como objetivo las ventas, y por ello ansían un producto que se venda solo o casi, y ahí el profesional que se sabe vender gana puntos frente a los reclutadores.

Los expertos hablan de la búsqueda pasiva y la búsqueda activa de empleo. En mi opinión, ambas búsquedas de empleo son activas. Lo que ocurre es que la búsqueda activa es más dura y complicada que la pasiva, pero ambas son válidas y requieren esfuerzo y dedicación.

La busqueda pasiva de empleo es el tipo de búsqueda basada en las ofertas publicadas en Internet, portales de empleo, Redes Sociales, prensa, etc. Lo único que hay que hacer es entrar en los diferentes portales de empleo, registrarse y aplicar a la oferta. Aún así requiere su tiempo y no es menospreciable.

Sin embargo, algunos expertos recomiendan dedicar más tiempo a la búsqueda activa de empleo, porque dicen que allí es donde se encuentran por lo menos el 80% de los trabajos. Se trata de ofertas ocultas o que todavía no están descubiertas, ni aparecen en ningún registro.  En esta búsqueda activa entran los trabajos ofrecidos o por recomendación de nuestra red de contactos o networking, y que es una fuente importante, pero también entra lo que se llama la candidatura espontánea en las empresas donde uno considere que podría salir o encontrar un puesto de trabajo adecuado a su perfil.

Si deseas destacar en una entrevista, ya sea por búsqueda pasiva o búsqueda activa de empleo, vas a tener que hacer un balance de tus competencias, analizar cuáles son tus puntos fuertes y poner ejemplos de cómo todo ello puede beneficiar a la empresa que te podría contratar. Si sabes explicar que la experiencia o experiencias que tienes son de utilidad para el puesto de trabajo al que aspiras, ganas puntos. Nada de todo esto tiene porqué ser fácil... Por este motivo, es muy importante que te informes sobre la empresa y en concreto del puesto de trabajo, así como del perfil profesional que andan buscando.

¿Cuáles son tus sugerencias para la búsqueda de empleo? ¿Te parece exagerado que en la búsqueda activa estén el 80-90% de empleos?





Manuel Mata



Manuel Mata
Coach y Orientador Laboral. Consultor de RRHH en TalentoDirect.com. Formación y conferencias para empresas. Redactor en varias webs. Escritor y autor de tres libros. 



Facebook


Twitter

Google +

Linkedin


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada